EMPRESA

MATERIALES

La atención por el detalle se conjuga con el uso de materiales exclusivos. Esencias leñosas nacionales o exóticas, desde el ciprés toscano al árbol de sucupira o al ébano: seguidos atentamente, madurados, elaborados hasta emocionar completamente. Pátinas, impresiones táctiles y olfativas se funden en una sintaxis de esfumaturas irrepetibles. Y además están los colores. Los que Romeo Sozzi quiere porque son "inteligentes". Con vibraciones de secretos sortílegos, veladuras y alquimias casi táctiles, además de visivas. En grado de transmitir perfumes. ¿Y los tejidos? Sedas, linos, cashmere... Un microcosmos a parte: el de los metales aristocráticos, desde el bronce a la plata pasando por el cobre. A los que a menudo se unen los cristales de Murano o las porcelanas made in Italy para transformarse en manillas, pantallas, finísimos servicios de mesa.